Te diría hola pero no te ves tan saludable

hogarNo ficciónmemoria

Te diría hola pero no te ves tan saludable

Hoy decidí escribir más o menos como el estilo libre de la amaya (aunque no me atreví tanto porque ella es más valiente que yo) (además de tener voz angelical) y salirme de mi zona de confort de redacción. Traté de no corregir tanto y este es el resultado.

Llevo un rato pensando en qué escribir de hogar y empecé a desarrollar una idea pero luego no quise seguirla. En verdad me interrumpió una llamada de mi hermano, pero siento que debería haber una palabra como interrumpir pero que no traiga esta carga negativa que usualmente conlleva, porque la interrupción de mi hermano fue más que bienvenida y me encantó escuchar su voz y hablar de lo que fuera, de cómo estamos y de qué estamos haciendo y sintiendo. Mi hermano y yo no estamos acostumbrados a chatearnos porque siempre nos veíamos en la casa, entonces nunca había la necesidad excepto para mandar links y cosas que queríamos que el otro viera. Y ahora que se fue lejos es interesante darse cuenta de la dificultad que tenemos para decirnos hola. No significa que no nos recordemos constantemente, estoy segura de que sí. Aparece en varios pensamientos que tengo. Pero de ahí a decir hola parece que aún no hay una conexión. Y además no quiero que se convierta en una de esas conversaciones que se ven tan tristes, solas, comunes. Hola ¿cómo estás? Bien ¿y tú? Bien. fin de conversación. Quiero hablar con Ricky y quiero hablarle bien, de cosas que pienso, de lo que me ha pasado, de lo que siento. Tal vez necesitamos despojarnos de esas convenciones que tenemos internalizadas, y saber que no todas las conversaciones tienen que comenzar con un “hola ¿cómo estás?”. Que hay conversaciones que son series de fotos infinitas, o nota de voz tras nota de voz. Hay conversaciones que dicen “te amo” y ahí acaban. Hay conversaciones de un mismo tema que duran días y días, porque las personas sólo pueden responder en tiempos distintos. Hay otras que fluyen de párrafos. Hay conversaciones de puros links.

Quiero hablar más con mi hermano. Una vez dijo “te diría hola, pero no te ves tan saludable”. Me recordé de eso ahora que estaba pensando en las conversaciones que no tenemos y podríamos tener.

Tal vez no nos vemos tan saludables.