Perdidos en fin de semestre

No ficciónmemoria

Perdidos en fin de semestre

Este post no se trata de mucho; sin embargo, se trata de todo lo que pasa en mi cabeza.

Debería estar haciendo mi trabajo de fin de semestre, pero hacerlo ocasiona que necesite escribir. Necesito encontrar un tema, un móvil, algo. Y generalmente encontrar ese algo suele ser bastante complicado.

En el último tiempo no hemos publicado tanto, y creo que eso es algo que he repetido unas dos veces antes, y siempre con la promesa vacía de comenzar a escribir más.

La verdad es que no puedo prometer ser consistente por más que lo intento. No sé cómo escribir sobre cualquier tema porque no me siento satisfecha con el resultado. Necesito tener una conexión de algún tipo hacia mi idea, que resuene completamente y sentir que de alguna manera tenga un impacto. Pero es difícil sentir que lo tiene cuando no crees que lo que tienes que decir, algo tan personal, realmente resonará.

Es un ciclo, y te lleva dando vueltas sin parar hasta llegar a un espiral de preocupación. No hay reales resultados, sólo propuestas disparatadas sobre un escritorio.

fin de semestre

Un día intenté ser una persona despejada, y dejé todos mis escritorios, veladores y repisas vacías. Según los días pasaban, libros, plumas y papeles se iban acumulando sobre ellas. Traté de tener un panel de corchos con algunas ideas y guardé mis postales en un cajón. Con el tiempo, otras se fueron escalando y ahora las imágenes sobresalen de sus bordes.

No sé cómo ser una persona con una sola idea y llevarla a cabo directamente. No sé cómo mantener mis espacios desocupados, ni cómo proponer una ocurrencia y quedarme con ella sin que mute o cambie completamente.

Debería estar haciendo mi trabajo final, pero opté por escribir un post para el blog que he dejado de lado. En otras oportunidades he tenido la misma urgencia, pero siempre puse misquehaceres primero. Hoy no soy tan fuerte, pero también me pregunto el significado de eso. ¿No es esto también prioritario? ¿Un proyecto personal y cercano? ¿No debería estar lado a lado con la universidad?

¿Cómo lo mantengo?

Después de escribir esto, haré mi trabajo final. Ahora pensaré si hacerlo sobre el tema “el amor en un mundo de violencia”, o “la honestidad en una sociedad de corrupción”. Pensaré si seré capaz de compartir alguno de esos temas con algunos de los rostros que vi casi todos los días por cuatro meses, o cada semana. Porque un día me prometí que dejaría de esconderme y empezaría a salir al mundo. Por eso está aquí este blog. Pero eso está aquí este post, que no tengo certeza de que le vaya a resonar a alguien, pero por si lo hace, ojalá que lo haya disfrutado.

Amanda González Alarcón

Amanda González Alarcón

Chilena paltera, 23 años. Instagram: @amandinalaandina.