Pausa < reproducir

brotarNo ficciónmemoria

Pausa < reproducir

Pausa.
Me subí al avión y rápidamente la película dio pausa. Entré a un vórtex y quedé suspendida en ese espacio en que fueron al baño/buscaron cotufas (palomitas, cabritas, poporopos, pororós, pochoclos)/agarraron otra almohada para acomodar su cabeza, kilómetros arriba en el aire con el mar bailando abajo. Y empieza a entrar la tierra. Todos se acomodan en sus lugares. Los cerros se vislumbran desde mi lugar por la ventana, y me asomo y

reproducir.

Ya todos podemos bajar. Se cambió de canal. Antes sentía que, cuando me fui, mi personaje quedó en pausa y que cada vez que vengo presiono actualizar. Y por un ratito ando, existo, y luego se vuelve a parar. Y así también, regreso al lugar cuya narrativa comenzó después, a donde llegué, y que solo hubo una pausa comercial mientras andaba en mi tierra de origen. Pero eso era antes, un juego alterno. Aun así, no lo supe inmediatamente.

Los compartimientos se abren y puedo sacar mi mochila que contiene mi libreta, aquella que me sopla que sí, todo esto existe porque lo registré y no es un mundo paralelo. Me meto totalmente en personaje, esperando el comienzo de cada vez que vengo: pasar policía internacional, recoger maleta, pasar aduana, abrazar papá, salir del aeropuerto, mirar Santiago pasar avanzando desde la Costanera Norte a toda velocidad. El olor. Los cerros. El río.

Llegar, saludar, abrazar, reír. Poner la maleta en su lugar y listo, estoy lista para que se siga escribiendo este capítulo, mientras mi otra línea narrativa se pausa momentáneamente. Los demás siguen avanzando, claro, el mundo anda. Pero siempre siento que, por un ratito, me congelé.

Y mientras me sumo en la continuación, subiendo a la micro, mirando las calles, los cambios, la gente, los nombres que saltan con más insistencia en mi pantalla...

reproducir

veo por el reojo aparecer aquella otra línea.

Y yo pensé que había pausa.

Pero salta, rebota, insiste y aparecen más.

Y ya no fue pausa, capítulo bonus, material extra o spin off. Fue, más bien, un paralelo, un cambio de canal, y sigo existiendo del otro lado. Sigo corriendo. Ahora las líneas se entretejen y coexisten, y aunque me desorientó en un principio, ahora veo un telar de más colores. De alguna manera, me siento más presente que antes,

¿Podrá ser?

Antes pensaba que, si había una pausa en un lugar, existía (casi) completamente en el otro. Pero no soy una y tampoco soy doble, y sigo existiendo en ambos y nunca me había sentido tan presente.

Será que ya no hay pausa.

Solo reproducir.

Amanda González Alarcón

Amanda González Alarcón

Chilena paltera, 23 años. Instagram: @amandinalaandina.