Miércoles de ilustración: Ni de agua ni de sol

ColaboracionesMultimediavisual

Miércoles de ilustración: Ni de agua ni de sol

Ilustración de Azyhadeé Terán
Jamás asumí que las flores fueran un detalle tan importante hasta que recibí unas orquídeas, me asustó la idea de matarlas como lo he hecho con la mayoría de las plantas o flores que he tenido a mi cuidado. “Especiales” así las describían, para mí sonaba a delicadas, y delicadas era igual a que no durarían mucho gracias a mis descuidos de agua y sol. Sorprendentemente, las orquídeas necesitan agua cada 8 días o más, ni mucho sol, ni mucha sombra, un exceso de cualquiera de ellas las mataría. Claro que ahora las considero perfectas para mí, tal vez por mi distracción, pero también por el recuerdo, el sentimiento personificado, ligado a una persona. Pero sobretodo, lo que más me gusta de estas flores, es que necesitan para vivir lo que para otras es mortal, tiempo.
alt