Miércoles de ilustración: calor y colores

visualColaboracionesNo ficciónMultimedia

Miércoles de ilustración: calor y colores

Cuando mi bisabuela murió, andaba muy lejos, viviendo en una isla, cerca del Mar Ártico. Lo único que quedaba cerca era Escocia, esa tierra de la que mi bisabuela venía, donde nació una identidad heredada de historias que no alcancé a escuchar. Decidí ir a buscar el tartan de mi familia, el entramado de hilos y colores que pertenece sólo a nuestro apellido y a los cuatro días de búsqueda, lo encontré.

alt

Llamé a mi abuela, la que había perdido a su mamá un mes antes, y le conté de mis derivas y encuentros de un viaje lleno de sorpresas, donde no gasté casi nada de dinero de la gentileza que me acompañó.

alt

Ella se mantuvo en silencio, cosa que mi abuela casi nunca hace en el teléfono, y llena de emoción me contó cómo la última vez que fue a Escocia con su mamá, buscó el tartan y no lo encontró. Las dos reímos por las coincidencias, por el amor y por la historia.

— Estas pinturas están basadas en esa llamada, en el callejón de Edimburgo donde encontré el tartan y en mi abuela, que es calor y colores.


Antonia González Alarcón

@tramoya_