me derrumbo

No ficciónmemoria

me derrumbo

Hoy decidí (por fin) escribir, porque llevo muchos días sin procesar ciertos pensamientos. Me desplomé ante el primer tema. Estuve llorando en una librería/restaurante y asusté un poco al hombre de al lado, que cuando estaba por irme me dijo (entre otras cosas) que se resolverían mis problemas de amor (ni le conté por qué lloré, sólo asumió cosas).

La tristeza no golpea,
rasguña.
- "Clara". La Fiesta Del Rey Drama, Americania.

La tristeza es pesada, y hay algunas tristezas distintas a otras. Hacen falta para darse cuenta de las felicidades. No tienes que llevarlas a solas.

Lo que me gustaría es no volverme pedazos cada vez que escribo de vainas serias.

En Caracas nos llovía mucho y una vez se cayó el cerro y derrumbó parte de la casa. No soy una casa y mis problemas no son cerro pero no quiero dejar que se acumulen y me deshagan. Tal vez mi lluvia (lágrimas) sea distinta, y en vez de derrumbar cerros y a mi, pueda disminuirlos y hacer que sean más fáciles de manejar. Tal vez si lloro mucho una misma cosa duela menos. Tal vez el tiempo me haga más insensible.

No sé, siempre me ha aterrorizado también la idea de no sentir. Insensible. Me recuerda al anuncio de platanitos. Sería bastante útil sentir por horarios, y poner una hora para llorar. Mañana a las 5 pm lloramos y a las 6 es la merienda. Lleven papel para los mocos.

Igual ya estoy mejor. Llorar sí me ayudó, y estoy rodeada de gente que me ayuda. Además, llevaba un rato sin hacerlo. Probablemente era mi cuerpo quejándose al respecto. Tal vez mis conflictos son ficticios. Tal vez ni existo.

Voy por cotufas. Adiós.