más de lugares

lugaresNo ficciónmemoria

más de lugares

Me gusta la manera en la que la gente llena de sí misma los lugares. Tal vez es una visión un poco materialista, pero creo que vale la pena ver cómo se utilizan los espacios de modos distintos. Alguna vez leí que un lugar no es lugar sin las personas que transitan por él. Creo que vamos dejando rastro en los lugares por los que pasamos, y al mismo tiempo esos lugares dejan un rastro en nosotros.

Más que un sentimiento de pertenencia patriótico, o de orgullo nacional, siento que lo que me anuda a un lugar tiene que ver con otras cosas. Con los olores, colores, las texturas, y más importante, los recuerdos que se van tejiendo. Y así, siento como si todo se mezclase y yo soy un poco del lugar y el lugar es un poco de mi. Y así, también, empiezo a pensar en las personas como lugares y el tiempo como otro lugar. Me voy tejiendo en ellas y en este mientras que se tejen en mi.

Tal vez los recuerdos sean otro lugar.