Los días así

Colaboraciones

Los días así

Me gustan los días así. Calentitos, cuando el viento sopla y te acaricia los hombros, cuando puedes escuchar a la perfección el cantar de los pájaros en tu jardín, cuando tu papá de improviso te pide que lo ayudes a limpiar la mesa de afuera porque hace un día tan bonito, que apetece comer fuera.

Entonces, te das cuenta del mundo que está oculto delante de tus ojos. Notas por primera vez aquellas flores rosadas, que apenas están abriendo con el llegar de la primavera. Te das cuenta de que el pino que tú y tu papá sembraron hace un par de años, sigue creciendo por lo alto, estirándose para alcanzar a tocar las nubes.

Me gustan los días así, cuando el sol te sonroja las mejillas y tú cierras los ojos con una enrome sonrisa en los labios, porque hace tanto tiempo que no disfrutabas de sus cálidos besos amarillos que te dejan huellitas de pecas en la nariz.

Me gustan los días así, cuando entramos de nuevo a la casa y decidimos recorrer las estanterías de la empolvada biblioteca, y te reencuentras con tesoros casi olvidados. Viejos amigos de la infancia te sonríen al acariciar sus ásperas páginas, y los abrazas y das gracias…. porque Dios, ¡qué bonita es la vida!

– Andrea González.