Cómo lidiar con la distancia.

No ficciónmemoria

Cómo lidiar con la distancia.

Distancia.

Primero que nada siento que tengo la obligación de clarificar que esto no es una guía paso a paso de cómo hacer que el estar separado de una persona que estimas sea fácil, ni la solución a todos los problemas que se generan en las relaciones a larga distancia. Sino que es más bien, mi propio entendimiento de las mismas, y las cosas que he ido aprendiendo poco a poco.

Es un concepto atemorizante en el momento en el que uno verdaderamente se pone a analizarlo.

La idea de estar en una relación a larga distancia, resulta terrorífica para la mayoría de nosotros. Uno está consciente del hecho de que existe un espacio físico entre ambas personas, pero una noción que no consideramos de una manera tan frecuente, es la posibilidad de que se desarrolle una distancia emocional. Usualmente, esta última resulta ser un concepto mucho más difícil de asimilar porque es complicado de entender.

Cuando uno piensa en las relaciones a larga distancia, usualmente se imagina relaciones de naturaleza romántica, pero personalmente no es el caso. Desde mi pequeño mundo mental, de las cosas que verdaderamente me hacen sentir, lo que verdaderamente extraño, son mis amigos.

Uno llega a un punto en el que comienza a darse cuenta de cómo es que no puedes tener una dinámica completamente natural como es que lo harías normalmente. Uno no puede simplemente darse la vuelta y abrazar a esa persona, o llamarle en cualquier punto del día para saber cómo están debido a las diferencias de horario, que pueden variar desde solamente dos horas, a cuatro, a catorce. O meramente decir “¿nos vemos mañana para comer?”

Uno se da cuenta de lo verdaderamente caros que resultan ser los boletos de avión, y que la devaluación de la moneda tiene una gran tendencia por nunca funcionar a su favor.

Dentro de todo esto, no todo lo que conlleva es necesariamente malo, si no que hasta cierto punto también te cambia, y los cambios no tienen que cargar consigo una connotación negativa. La separación implica cambio, puede que parezca como una necesidad por sobre establecer lo obvio, pero lo encuentro útil, porque el creer que la relación con esa persona permanecerá igual, es una noción ilusa que probablemente no ayude de mucho cuando uno se enfrenta con la misma. Resulta más fácil y saludable el aceptar el cambio en vez de combatirlo.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, extrañarás inmensamente a los que ayer estaban a tu lado y ahora se han marchado.

Encuentro que esta naturaleza problemática que frecuentemente enfrentamos hace que también valoremos más las cosas simples. El momento en el que de hecho logras ver a esa persona que llevas tanto tiempo extrañando, aprecias todas las cosas con una perspectiva diferente. Puede que esto sea porque existe un entendimiento previo de que todo es limitado, y que tristemente no durará por mucho tiempo.

Es complicado tratar de hacerlo tener mucha más coherencia, así que en resumen:

  • Estar lejos de la gente que quieres resulta una aberración
  • No siempre se vuelve más fácil con el tiempo, pero uno aprende a lidiar con ello de maneras distintas
  • Nada puede arrebatarte a la gente si es que ellos no quieren irse

Al final, todo estará bien. Las cosas terminan eventualmente.

Diana Valero Parra

Diana Valero Parra

INTJ. Mexicana. Diana.