#LibreCierreDePuertas

No ficciónentrevista

#LibreCierreDePuertas

Amet Alvirde es un polímata en desarrollo que en su tiempo libre ha comenzado el proyecto "Libre Cierre de Puertas", el cual brinda al espectador una mirada al metro chilango. Forma parte de su proyecto más grande: subir una foto nueva cada día. En esta entrevista nos cuenta más al respecto.

¿Me puedes decir cómo comenzó este proyecto?

Comenzó más o menos por accidente. Lo que pasa es que yo este año me propuse subir una fotografía todos los días. En realidad es el primer año que hago fotos en serio entonces resultó ser particularmente difícil después de unos cincuenta días. Normalmente lo que yo hacía es que iba al centro o iba a algún lugar para sacar fotos y me pasaba ahí un buen rato. Entonces un día hice eso y ya había terminado yo como mi sesión de hacer fotos y me iba a regresar a mi casa en el metro, y pues ya me regresé. Pero era más o menos como hora pico, y el metro estaba parado. Todavía traía la cámara en la mano, y como que seguía todavía en el mood de tomar fotos. Y dije, vamos a ver qué sale. Caminé por el andén y justo vi la primera foto que hice del libre cierre de puertas y decidí tomarla. Y desde el momento en que la tomé como que me quedé pensando "ya, esto es algo que va a quedar". Porque estaba buscando mi estilo, y estaba buscando de qué hacía fotos y en cuanto tomé esa foto, supe que ese proyecto iba a ser para largo, y que este tipo de fotos va a ser algo de lo que me identificara a mi.

Decidiste el nombre muy rápido. ¿Por qué Libre Cierre de Puertas?

La verdad es que primero le iba a poner puerta abierta, porque me ocurrió que ahora me muevo mucho también en metrobús y el metrobús es lo que dice puerta abierta cuando la puerta está abierta, valga la redundancia. Pero después recordé que eso era del metrobús y esa fue la idea que tuve luego luego y fue como "ok, necesito traducirla a algo que sí diga el metro". Y justamente en este proyecto la ventana de tiempo que tengo para tomar la foto muchas veces se ve interrumpida por esa voz que dice "permita el libre cierre de puertas" y hasta se vuelve a abrir y me da una segunda oportunidad en muchos casos. Obviamente no iba a poner permita el libre cierre de puertas porque es un hashtag enorme, pero libre cierre de puertas me pareció muy adecuado, y ya, se quedó por eso.

Sí, también cada que veo una foto de este proyecto pienso "Antes de entrar permita salir"

Antes de entrar permita salir también lo consideré pero como ya está escrito, ya se ve muchas veces, ya está ahí. Además me parece muy padre porque es parte de la esencia del metro de la Ciudad de México. No sé qué cosa o si es que dice algo el altavoz de metros de otras ciudades, pero aquí es super común que la gente intenta entrar a como dé lugar y esa voz es como "a ver, ya, está lleno, por favor permita el libre cierre de puertas y pues espérate al que sigue".

¿No es ilegal tomar fotos en el metro?

Creo que si nos vamos al nivel más técnico posible, tal vez sí es ilegal. Lo que pasa es que ha habido varias versiones. Nunca he hablado con un abogado, o con alguien que sepa de leyes, y le he preguntado "yo hago esto en el metro en este contexto ¿es legal o no es legal?" Porque además es bien complicado, tiene varios tintes. Tinte número uno, que entraría como en la legalidad del fotógrafo nada más, que es como "¿se vale tomarle fotos a una persona, sin que le digas que estás tomando una foto?" y ahí entras como en un rollo muy grande. Hay un libro incluso por ahí que tengo muchas ganas de leer que se llama "Retrato involuntario". Es un libro de ensayos que analiza justo retratos que son violencia. Por ejemplo, en mi galería nunca he subido el retrato de una persona indigente, porque es muy fácil para las personas que empiezan a hacer street photography tomarle fotos a esas personas porque traen un ambiente relativamente interesante. Pero está feo, está mal. Es de cierta manera indigno para ti como fotógrafo porque esa persona seguramente no está en esas condiciones porque quiso, son situaciones en las que se vio envuelto en su vida y listo. Entonces también entra esto, como si una persona tal vez no quería que le tomara la foto.

Pero ya en el aspecto legal de leyes, que yo sepa, para poder hacer fotografía en el metro necesitas pedir un permiso para volverlo 100% legal. El problema es que el permiso uno, no sé si cuesta dinero, pero por lo menos es muy burocrático, y llega al nivel que te dicen "ok, ¿a qué hora vas a estar? ¿en qué lugar vas a estar?" Casi casi que, no en qué lugar vas a estar, sino en qué lugar de qué estación quieres estar. "¿Qué equipo vas a llevar? ¿cuánto te vas a tardar? ¿cuántas fotografías vas a tomar? ¿a quién vas a fotografiar?" Y eso. Osea, no tengo la respuesta a la mitad de esas preguntas si quiero hace un libre cierre de puertas. ¿A quién le voy a tomar fotos? Al que vaya pasando ¿En dónde voy a tomar? Pues no sé. Osea, puede ser que vea una foto tres vagones adelante, y me voy a echar a correr a intentar sacarla. ¿Qué equipo voy a llevar? Bueno, eso tal vez sí puedo medio contestarlo. Pero también ¿quienes van a ir? A lo mejor y voy con otra persona y entonces el permiso ya no sería válido. Ese tipo de cosas. Entonces me parece que no es 100% legal así como lo hago yo, pero es de ese tipo de cosas que si alguna vez llegara la instancia tal que "pues nos vamos a ir al ministerio público, porque lo que estás haciendo es ilegal", "pues ok". Esa sería mi respuesta, literalmente. Y llegaría al ministerio y "oye, ¿tomaste fotos en el metro?" "sí". ¿Hay una multa al respecto? Pues sí, la pago, porque teóricamente creo que sí estoy rompiendo la ley, pero creo que no lo dejaría de hacer.

¿Cómo reacciona la gente cuando están apurados llegando al metro y tu tienes la cámara y les tomas la foto justo cuando se está cerrando la puerta?

Lo primero que pasa como fotógrafo es que es bien difícil tomarle fotos a gente que no conoces. Ese es uno de los primeros retos del street photography. La reacción como universal de la gente aquí en Ciudad de México es "¿Por qué estará tomando esta foto?" Osea antes de ofenderte, o antes de decir "ah que padre", lo primero que pasa es que ven a una persona con una cámara, que es una cámara profesional y entonces se sienten como "¿qué traigo puesto?" o "¿por qué me están tomando la foto a mi?" . Luego ya entra un juicio de "a ver, espérate" o "no me gusta". En la mayoría de los casos realmente como de un "ah, qué padre, me van a tomar una foto, está cool".

Alguna vez vi un video de un fotógrafo que yo admiro un chorro, se llama Sean Tucker. Él no hace fotos en el metro, él hace fotos en la calle. Él decía que, supón que vas a tomas 100 fotografías a 100 personas y te da miedo que alguien te reclame y te diga "oye no me tomes una fotografía", y por eso dejas de tomar las 100 fotos. En realidad eso no tiene ningún sentido, porque de esas 100 personas, 90 no te van a decir nada. Diez sí te van a decir algo, verbalmente. Te van a decir "¿por qué me estás tomando una foto?" En mi caso, tal vez se van a bajar del vagón y me van a decir "¿oye, qué traigo o qué onda?" Y cinco, o menos, realmente te van a causar un problema. Entonces si tu quieres hacer fotografía callejera o fotografía urbana de este tipo, tienes que estar dispuesto a lidiar con cinco personas de 100 que vas a fotografiar, y desde mi punto de vista para mi es un trade que vale la pena.

Suena bien. ¿Y no te da miedo llevar tu cámara al metro?

Sí. Bueno no. Ahora ya no. Al principio sí. Ehm, fíjate que la cámara llama mucho la atención. De hecho, la mayoría de la gente que hace street photography ahora últimamente usa equipos que ya son muy pequeños. Usan, los que se lo pueden permitir, Sony Alfas que son a73 a72 que son cámaras pues de 70,000 mxn, desde 60,000 mxn, pero son muy compactas. Son mirrorless y los lentes también son relativamente pequeños. Y hay otro sector de gente que yo sigo al menos que usa mucho cámaras fuji, en especial de la línea x11, y son super pequeñitas. Osea, esas literalmente parecen teléfonos, porque creo que ni siquiera les puedes quitar el lente. Entonces con eso se permiten tener un acercamiento a la gente que sea menos intrusivo, porque no parece una cámara tan tan, osea de tanto nivel. Osea esa cámara chiquitica vale tres veces más que mi cámara, pero no parece. En cambio mi cámara cuando yo empecé a hacer street photography llevaba un 18 135, que era un lente enorme, y la gente cuando lo ve, dice "ah caray ¿qué está pasando?" Ahora uso un 24 mm que además es un pancake, y eso es a propósito. Osea es un lente de, qué serán, ¿5 cm de grosor? Entonces eso hace que mi cámara sea más ligera y realmente también hace que me de menos miedo llevarla al metro, porque obviamente, al llamar la atención de alguien a quien vas a tomar una foto también podrías llamar la atención de alguien que, pues quisiera hacerse de tu cámara de forma ilegal. Pero fíjate que de hecho el metro últimamente, no sé si estoy mal, pero es mi percepción, a lo mejor es que ya me siento muy cómodo ahí, pero me hace sentir seguro. Osea, es que si estoy en la calle y alguien me quiere asaltar, me quita la cámara y se echa a correr, y a ver qué pasa. Tal vez no hay un policía cerca, tal vez son varios, tal vez es de noche. No sé. Pero el metro es y fue mi escape universal. Porque necesito hacer fotos en la mañana, puedo ir al metro. En la tarde, puedo ir al metro. En la noche, cuando ya sería inseguro salir a la calle, puedo ir al metro. En el metro hay policías, en el metro si alguien me quita la cámara, a lo mejor hay mucha gente y no puede salir a correr tan rápido. Tiene que salir por algún lado y donde hay salidas hay policías, y tal vez puedo tener un mejor shot de recuperar mi cámara. Entonces, realmente en el metro ahorita no me da miedo sacar mi cámara. Ya lo hago con una naturalidad que tal vez debería recalcular un poquito, pero en el metro cambio lentes, estoy con la cámara en la mano todo el tiempo y me siento tranquilo.

¿Tienes alguna inspiración para tu fotografía urbana? ¿Especialmente para este proyecto Libre Cierre de Puertas?

Pues mira. Específicamente para Libre Cierre de Puertas no. Yo sé que no es original. Yo sé que alguien alguna vez lo habrá hecho. Tal vez no lo conozco todavía. Pero en mi fotografía general, sí tengo varias personas a quienes miro super super para arriba. Como internacionales y super famosos yo siempre he sido muy fan de Phillip Bloom, que en realidad no hace foto como tal, hace cine, pero su estética me parece impresionante. Sean Tucker es otra persona que cada fotografía que sube me parece como, "es que ¿cómo es posible que ese tipo salga a la calle a hacer fotos igual que yo pero sus resultados sean estos?". Me gusta mucho Peter Mckinnon. Es un gran fotógrafo aunque él sí hace cosas como distintas a mi. Y personalmente, últimamente he traído un track de seguir un fotógrafo estadounidense que todavía está vivo pero ya no hace foto que se llama William Klein. Él básicamente, según los documentales que he visto, es considerado prácticamente el padre del street photography. Hacía fotos en Nueva York hace como cincuenta años, y las combinaba con moda, y hacía cosas muy interesantes. Es un referente muy amplio de lo que a mi me gustaría hacer. Tiene fotos increíbles. Obviamente también Metro Chilango en Instagram fueron una gran inspiración para mi. Fueron la razón por la que también me metí al metro. Antes de meterme a hacer fotos en el metro también empecé a ver, "pues ¿a dónde puedo ir?" Mis referentes son street photography y obviamente el centro es un lugar donde me siento afortunado de vivir relativamente cerca, porque es un lugar donde pasan un chorro de cosas, pero no me podía quedar en el mismo lugar todo el tiempo, y el metro pues es enorme. Cubre toda la ciudad, se sube gente de todos lados, es una representación realmente fiel de esta ciudad. Cuando empecé a seguir a esa cuenta, a Metro Chilango, me parecía maravilloso que en un lugar donde yo a lo mejor iba sin pensarlo y sin tomarle mayor importancia, solamente iba con mis audífonos puestos y leyendo o escuchando música y pues ya de repente la bocina decía la estación en la que me tenía que bajar y me iba. Ver que había un repositorio tan grande de imágenes tan fuertes y tan buenas del metro, que para mi era lo más ordinario del mundo, fue lo que me hizo cambiar el foco completamente y me ayudó a pues buscar la fotografía en lugares en los que tal vez uno no le da un segundo momento para pensar.

¿Cuál es tu foto favorita de Libre Cierre de Puertas?

Tengo mucho miedo de esa pregunta. Yo soy pésimo para escoger fotos favoritas, tengo varias que son mis favoritas, pero si tuviera que escoger una, todavía yo creo que es la primera que tomé. Obviamente le tengo muchísimo cariño a esa fotografía, porque literalmente me abrió las puertas a este proyecto. No recuerdo una fotografía que... justo la adrenalina que sentí en cuanto vi la toma, subí la cámara, y presioné el obturador, y pensé "That's it", osea, "Esto es". Estaba super emocionado. Ese día estaba yo cansadísimo, ya no quería saber nada más de fotos, y después de tomar esa sentí un rush de adrenalina tremendo y me quedé hora y cacho todavía en el metro porque dije "no, osea, tengo que aprovechar que el metro anda parado". Probé con un lente, lo cambié, probé con otro, probé con otro, probé con mi teléfono. Fue una sensación de otro nivel que no me acuerdo de alguna otra fotografía que me haya causado tanto.

¿A dónde va tu proyecto?

¿A dónde va mi proyecto? Aquí hay obviamente muchos sueños guajiros pero me gustaría poder cumplirlos en algún punto. Desde que empecé el proyecto con algunas fotos había personas, conocidos y desconocidos que me decían: "es que esto es material de uno de esos libros de fotos que compras en Gandhi o algo así". A mi me parece genial la idea ¿no?, de por ejemplo tener un libro de fotos del metro y al lado tal vez un poco de historia. Pero eso tal vez no está tan en mis manos. La cosa que sí está en mis manos y que me gustaría mucho hacer es hacer un sitio web, y en este sitio web ir dividiendo por ciudades, el metro. E ir describiendo como es un metro en distintas ciudades. Y qué es lo que siento yo. Osea, cómo es que en Ciudad de México me siento muy cómodo. Pero por ejemplo en Monterrey llevaba diez minutos haciendo fotos, y ya había gente viéndome con plena intención de salirse del vagón y no solo decirme "¿por qué me estás tomando fotos?", sino son norteños, son de armas tomar, entonces de causar completamente un relajo, ya sea involucrando a la policía, y queriéndome romper la madre o algo por el estilo. Se siente un ambiente completamente distinto. Y quiero experimentar más de esos ambientes, quiero poder exponer cómo un metro representa la ciudad, ¿no? Osea, porque todos tenemos ese estereotipo de alguien norteño que es alguien que grita, que habla muy fuerte, que estereotípicamente tal vez tiende a la violencia o la agresión, y simplemente es muy fuerte. Y tal vez yo lo considero violencia pero ellos mismos no. Y entonces eso lo reflejan directamente en su metro. Y como en Ciudad de México es este relajo más relax, pero muy movido, y cómo en el metro de tal ciudad es así porque la ciudad es así de tal manera. Ese si es uno de mis proyectos a largo plazo en la vida. Literalmente sí ha trascendido el proyecto. Quiero ir a ciudades, pero tal vez incluso a nada más meterme al metro. Visitar ciudades es muy bonito, pero sí me imagino viajes en los que diga, acabo de llegar a tal ciudad y me voy a encerrar dos días en el metro, y no voy a hacer nada más que tomar fotos todo el día del metro.

Puedes seguir a Amet en sus redes sociales. Instagram: @ametalvirde. Twitter: @ametalvirde.

Fotografía de Amet Alvirde