#LibertadenVenezuela

-¿Eres de aquí? Te noto un acento.

-No, soy de Venezuela.

-Ahh. Están mal las cosas ahí, ¿no?

-Sí.


Cuando se estableció que el tema de este mes en Las Paltas era “identidad”, me puse a enlistar las cosas que me parecía que formaban parte de mí. Una de las cosas más automáticas y obvias que pensé fue: soy venezolana. Y se me ocurrió que podía escribir un post acerca de Venezuela, de los aspectos de mí que están moldeados por esa cultura. Lo que pasa es que no puedo escribir un post así e ignorar lo que está pasando ahora. Porque en este momento Venezuela me duele.

Llevo rato queriendo escribir de esto, pero no he sabido muy bien cómo. Cuando me siento a pensar en cómo comunicar lo que está pasando y cómo me siento al respecto, me paralizo. Empiezo a pensar en todas las muertes, en toda la violencia, en todo el hambre y escasez que se está viviendo. Luego pienso que yo no estoy allí, y me siento como hipócrita. ¿Cómo me atrevo, yo, que no estoy ahogándome en lacrimógenas como algunos de mis amigos y mucha gente allá, a escribir acerca de lo que está pasando? Es esa culpa que sientes por no estar en tu país, en las protestas. Claro, voy a las protestas y concentraciones acá en Ciudad de México, trato de ayudar con la difusión de noticias, y de donar a lo que puedo, pero no estoy ahí. Probablemente, la única manera de entender completamente lo que están viviendo algunos venezolanos es estando allá. Yo les puedo decir qué siento desde acá.

Se siente una impotencia increíble, mezclada con una angustia por la gente a la que amas que está allá. Ver a conocidos siendo arrestados, a personas siendo asesinadas. El mundo es una pelota, y aunque eso parezca divertido cuando te encuentras a alguien de Caracas y descubres que es primo de tal y pana de otros cinco amigos tuyos, no es tan divertido cuando te das cuenta de lo cerca que tienes al chamo que mataron, o el que arrollaron con una tanqueta.

Hay gente muriendo por enfermedades que deberían curarse con medicinas que no hay. Otros buscando comida en la basura porque tienen hambre. Hay presos políticos, algunos arrestados sólo porque los quieren usar como piezas de negociación. Y estas noticias no son nuevas. Esto es parte de lo que lleva pasando por un rato.

Todo esto de lejos, más o menos pescando las noticias, preguntándole a la gente, buscando en las redes, porque muchos medios están censurados por el gobierno.

Y es un poco raro, porque mientras suceden estas cosas, se espera de el lado en el que estás que sigas viviendo tu vida normal. A veces es difícil saber qué está bien y qué no. Te sientes culpable por ir al cine, por ejemplo, mientras la vaina está pasando allá. Te sientes hipócrita por no estar sufriendo como ellos, o no estar ahí.

Las noticias son tan feas que de repente quieres voltear, quieres parar de ver, quieres que por una vez lleguen noticias chéveres. ¿Pero cómo ignorarlo? Una parte de mi está ahí, y Venezuela es parte de mi identidad. No puedo cerrar los ojos ante lo que está pasando.

La verdad me da rabia pensar en Maduro, bailando en televisión nacional en pleno momento de protesta. O en el Papa Francisco, pidiendo que se establezcan “puentes de diálogo” cuando está claro que ya lo intentamos. En algunos países dándole la espalda a Venezuela cuando los necesita. En gente que supuestamente debería defender a los venezolanos, como Tarek Williams, o la Guardia Nacional.

Caricatura de WEIL

¿Por cuánto tiempo pueden cerrar los ojos, taparse los oídos, o la nariz para no oler las lacrimógenas? ¿Cuánto pueden callar? ¿Cuánto dinero compra su silencio? ¿Te da pena hablar por alguien que alguna vez habló por ti? ¿Hasta dónde llega el orgullo?

Al mismo tiempo ver este lado increíble de personas tratando de ayudar, tratando y logrando algunas veces, con donaciones, medicinas, máscaras de gas, comida. Me gustó mucho como lo dijo un amigo, Jorge Nevett.

Somos el país que, cuando tu abuelo necesita una medicina un desconocido en otra ciudad te la consigue por twitter, donde los médicos donan su tiempo para trabajar gratis en hospitales públicos, donde los profesores trabajan por vocación y no por sueldo, donde los vigilantes les abren las puertas a los manifestantes para que se escondan de la represión, donde las abuelas se enfrentan a los Guardias Nacionales para resguardar a los chamos, donde las clínicas privadas asumen el costo del tratamiento de los heridos en las marchas cuando el paciente no lo puede costear.
Somos el país del Movimiento Estudiantil, de Los Cascos Verdes, de los escudos pintados a mano, de la nueva generación política que estudió y se preparó para regresar y dedicarle la vida a salir de este régimen, de los líderes políticos que van de primeros en la marcha con los brazos entrelazados sabiendo lo que les espera.
Somos la mayoría que atacan y que igual vuelve a salir al día siguiente, el país que se queda dando la batalla, el país que emigra y deja el nombre de Venezuela en alto, porque somos trabajadores y estamos preparados.” (lee el post completo)

¿A qué le rezo si no creo en dios? Luego le pido al universo de manera egoísta que no mate a mis amigos, que no sea tan grave todo, que voltee por un segundito y trate de hacer esto funcionar.

Me estresa saber que no hay un plan definido, no entender cómo va a funcionar todo si salimos de esto. ¿Algo va a salir bien? ¿Qué tan lejos puede llegar esto? Porque es como en las comiquitas cuando alguien dice que no puede ser peor, que sientes que va a empeorar. ¿Cuánto puede durar? ¿Cómo es que continúa?

Somos bromistas, es una de las características del venezolano, que es como chalequeador, pero hay un punto en el que sientes que no puedes reír más. Llega un momento en el que duele demasiado. Hay heridas muy grandes, gente muy lastimada.

Quiero que vean un poco de lo que ha pasado apenas en mayo, y que tomen en cuenta de que las protestas comenzaron desde antes. Hoy es 8 de mayo.

1mayo

3mayo

Víctor Salazar fue auxiliado por manifestantes luego de que fuera alcanzado por el fuego de una motocicleta de la Guardia Nacional que fue encendida por los manifestantes durante los enfrentamientos en Altamira. #Caracas, #Venezuela. 03.05.2017 Twitter: @RaynerPenaR COMENTA #streetstyle #work #libertad #city #Venezuela #streetleaks #wpagency #burnmagazine #streetart #liberty #colors #insta #photojournalism #Fotoperiodismo #photooftheday @venezuelalucha #Riots #protest #reportagespotlight #lensculturetalent @epaphoto #ccs @chinaxinhuanews #Elnacionalweb #everydaylatinoamerica @venezueladice @protestavenezuela #people #Photo #lensCulture @visapourlimage #time #instagood @warphotoagency #hallazgosemanal #communityfirst Para @elpitazotv

A post shared by Rayner Peña R (@raynerpenar) on

Lesionado. • #caracas #venezuela #3m

A post shared by 🇻🇪 DoBa 🐜📷⚽️ (@donaldobarros) on

3 de mayo de 2017. • #caracas #venezuela #3m

A post shared by 🇻🇪 DoBa 🐜📷⚽️ (@donaldobarros) on

4mayo

6mayo

8mayo

Cuando yo era niño... • #caracas #venezuela #8m

A post shared by 🇻🇪 DoBa 🐜📷⚽️ (@donaldobarros) on

Av. Francisco de Miranda a la altura Chacaito en este momento #Venezuela #8m

A post shared by Isaac Paniza (@ipaniza) on

Espero que leer esto haga que más gente abra sus ojos a lo que está pasando y quizás ayude a alguien de alguna manera. Igual ya con haberlo leído, estar informado, y saber lo que está pasando, siento que hay un avance. No eres otra persona que ignora el problema.

Admiro a todos los que salen a protestar, y me siento agradecida porque luchan por una Venezuela libre.

Y no puedo evitar preguntarme ¿cómo se va a ver esto en nuestros libros de historia?

¿Quieres ayudar?

Hay varias opciones. Puedes donar dinero a algunas organizaciones que ya están en eso, puedes usar el hashtag #LibertadenVenezuela o #PazenVenezuela (preferiblemente no el de No+Dictadura, porque el universo no lee los “no”), puedes informar a la gente a tu alrededor de lo que está pasando.

Ayuda:
https://www.cuatroporvenezuela.org/
https://www.youcaring.com/mothersinneedofhelpinvenezuela-810248
https://www.generosity.com/fundraising/alimenta-la-protesta-feed-the-protest-venezuela
http://fundacionsantuarioluna.com/
https://www.gofundme.com/CompartePorUnaVida
https://www.sunrisas.org/venezuela
https://www.gofundme.com/mascaras-anti-gases
https://www.gofundme.com/envio-de-insumos-protestas-vzla
https://www.gofundme.com/medicine-first-aid-to-venezuela
https://www.generosity.com/…/alimenta-la-protesta-feed-the-…
http://www.gofundme.com/childrenven

Si saben de más me pueden decir y las voy agregando. Igual hay muchas campañas de ayuda y si buscas con el hashtag #ayudavenezuela puedes encontrar varias en instagram.