La pieza del rompecabezas

secretosNo ficciónmemoria

La pieza del rompecabezas

Es interesante pensar en los secretos que nos han dicho. Detenerse y decir: ¿cuál es el secreto más importante que me han confesado? Hace rato estaba pensando en esto, y me recordé de un par de secretos que me contó alguien. Me pareció interesante que ambos vinieran de la misma persona, y recordé la emoción que sentí cuando me los contó. El primero se sintió muy chévere. Es de esos secretos que sabes que nadie sabe, que no se dicen de manera fácil. La prueba de que esa persona claramente confía en ti. Secretos que luego que te los dicen parecen tan obvios, tan expuestos. Esa pieza del rompecabezas que te ayuda a entender más a la persona. Ah, que con razón actúa de esa manera. Un secreto compartido es un alivio. No toda la carga se la queda esa misma persona. El segundo secreto me tomó por sorpresa. Fue como una revelación. Varios eventos de mi pasado tomaron otro color. Es como cuando tienes una perspectiva muy marcada de ciertos recuerdos y luego te revelan detalles que lo cambian todo. ¿Alguien vio Fight Club? El plot twist de la vida real, el leak de los papeles, las confesiones inesperadas. Estamos rodeados de secretos y quiero saberlos todos.

La gente me da una enorme curiosidad. Me gusta saber detalles de sus vidas, e ir armando el rompecabezas de quienes son. Con Amanda he hablado de esto que lo interesante que es ir descubriendo los detalles de una persona, aunque sea sin querer. Ver a un compañero y darse cuenta de algo en su tono de voz, en su mirada, en su manera de hacer las cosas y de inmediato interesarse más por el resto de su ser. Siento que cuando alguien me permite ver lo que escribe, lo que hace, me está abriendo las puertas a conocerlos mejor. Quiero escuchar a la gente hablar de lo que les apasiona, quiero leer sus tweets hasta los viejos, quiero ver qué música oyen, quiero saber qué los motiva.

Es también interesante pensar en con quien no tienes secretos. ¿Cuál es la persona que más te conoce en el mundo? Al mismo tiempo ¿cuál es la corporación que más te conoce en el mundo? ¿Tu facebook te conoce más que tu mamá? ¿Le confiesas todos tus temores a tu perro? De chiquita siempre escuchaba en la radio “si las paredes hablaran, ¿qué dirían?”. Me acabo de recordar con esta divagación.

Ojalá me cuentes tus secretos.