Cambiaste la voz porque te gustaba el niño

identidadNo ficciónmemoria

Cambiaste la voz porque te gustaba el niño

La semana pasada, andando bien triste y desorientada de todo, mis orejas encontraron al cabro que ganó Eurovisión; Salvador Sobral representando a Portugal.
Posiblemente de pura pena vacío de alma me agarré a él como una lapa para que su voz me llenara el corazón
Y lo hacía; su voz y sus movimientos, mira si tenía que ser celestial para estar participando en el circo este de Eurovisión.
Eurovisión es como la parte del concurso entre países del Festival de Viña pero en Europa, con la diferencia de que en éste los televidentes no se lo saltan para dormir por mientras llega a las 3 de la mañana Calle 13 o el Luis Fonsi -que por cierto ya me estoy perdiendo el Fesival de Viña hace hartos años pero me da por imaginarme que si el Luis Fonsi cantara en el Festival de Viña posiblemente le daría a muerte a su canción esta de Despacito y me encantaría ver ese momento incómodo en el que te toca ver a la Pati Maldonado con el Lucho Jara bailando reggaeton como si fueran los mejores amigos/pololos y justo cuando se vaya la cámara se fueran a besar bien profundamente. Me encantaba ese momento incómodo en el Festival de Viña en el que enfocaban a todos los famosos en primera fila que a lo mejor ni siquiera les gustaba el cabro que estaba ahí cantando en el escenario pero igual le daban a la mandanga y hacían como que eran todos amigos.-

Vuelvo al Salvador
Lindo
Lindo eris
Le haría un poema al Salvador por ayudarme a curar mi pena, aunque no se haya curado del todo.

Y aunque parezca que vengo a hablar de lo bello que es el Salvador, -cosa que en verdad me encantaría pero llevo una semana insistiendo a todo el mundo que por favor vaya a su casa se haga una leche con Nesquik y se ponga a observar al Salvador con todos sus sentidos- Solo lo traigo a este lugar para contarles cómo fue que ayer me encontré hablando en otra voz.

Resulta que yo tan enamorada de este nuevo ser y su semblante, había resuelto ponerme todos sus videos las 24 horas del día. Para estudiar para pintar para hacer los flash para dormir para desayunar para comer. Me vi todas y cada una de sus entrevistas como buena fan que no soy pero que parece que estoy haciendo una excepción porque este ser me robó el corazón. Y así llegaba a entrevistas en las que hablaba en español, (el cabro es portugués) y me mecía su acento tan dulce y tan suave.

Y llega ayer mi primera exposición de la vida en el espacio feminista 3Peces3. En el que gloriosamente nos habrían contactado a la Cai y a mí para exponer nuestra obra y asignándonos un espacio descomunal para nosotras solas: Un hermoso evento en el que nuestros contactos irían directo a la parte de "Vida Social" del Mercurio (Es broma, era mucho más humano que eso).
Resulta que la Cai no fue porque tenía que trabajar y me quedó ir a representar a nuestro equipo como lo hacen las amigas.

"Sí Amaya pero por qué anduviste hablando tanto del Salvador Sobral para de repente saltar a la exposición con la Cai, te querís hacer promoción o cómo"

Si bueno no exactamente; va un poco por otro lado. Verán
La cosa es que de pronto yo tan antisocial que me pongo a veces, me empecé a dar cuenta de cómo funcionaba esta cuestión de las exposiciones. Un truco que hice fue poner un papelito en nuestra pared que dijera "Pregunta nomás, soy la de los palillos chinos en el pelo".
Ahí gané tiempo porque entonces ya no tenía que acercarme yo a la gente sino que solo tenía que esperar a que alguien me viniera a preguntar cualquier cuestión, ya después yo me pondría a meterle conversación.
Y no se si era porque terminé sintiéndome bien con el nivel de sororidad del encuentro -vieron como me se acá los términos feministas como bien pedante que soy- pero mi voz ronca se transformó de pronto en la dulce y suavecita voz del Salvador Sobral
De repente estaba hasta entonando como él, tenía el mismo acento.

Acá viene cabros mi entrada del blog.

Y siempre andaba yo preguntandome si era por pedantería que la Cai se ponía a hablar como chilena cuando se emborrachaba y como gallega cuando nos fuimos al Festival Reina Loba en Galicia. También me lo preguntaba cuando la Sofía se ponía a hacer un cover de Perota Chingó y ponía el acento exactamente como ellas y decía que era camaleónica, y cuando la Eli cantaba a Camila Moreno con el mismísimo acento de la Violeta Parra.
Me lo pregunté por años por qué la gente hacía esas cosas.
Por qué me pongo a decir "Me cago en dios" y no "Me cago en la leche" ahora que ando viviendo en España.
Parece que va a ser mentira eso de que somos tan originales tan individuales tan artistas tan nosequé.
Me empiezo a preguntar si de pronto mi forma de vestir es una copia de mil cabras y cabros que vi pasar por la calle.

Puede ser
Y también a lo mejor escribo así porque le copio a las letras de Dënver porque me parecen tan sencillas y poco intensas que terminan siéndolo más que un completo dramón de Cristián Castro.
Y no les digo nada nuevo, seguro que ustedes ya se habían dado cuenta, aunque sea un importante golpe al ego saber que una no es más que lo que le gusta del resto y sus experiencias personales.
Aunque ahí también cambia la cosa. Me enorgullezco de mis gustos; y también de lo que no me gusta.
Me encanta descargarme y decir todo lo que no me gusta; lo habrán visto en mi primera entrada.

Sin embargo la identidad está complicada para mí. Estos días no se muy bien quien soy. Normalmente soy bastante pacífica y me encantaría transmitirles paz en mis entradas, pero según voy escribiendo me doy cuenta de que me parezco más bien a una especie de Bridget Jones/loro del estuco. Cosa triste he de decir, pero me acompaña en el luto. No seré siempre la señora ama de casa que se enamora perdidamente del Felipito Camiroaga, "tan dijesito que es por qué se tuvo que morir todo fue culpa de los otros cabros del avión que no me se sus nombres pero el Felipito Camiroaga que es el único al que recuerdo/ángel para un final"

Tengo que darle las gracias al Salvador, dueño de mis ojos y mis oídos por acompañarme en el dolor, y por hacer que me diera cuenta de que mi voz ronca era mía antes y que sólo le estoy copiando porque quiero tenerlo cerca. Pero también debo preguntarme ciertas cosas.

Pienso en si los cambios son buenos, pienso en qué sentiré al volver a mi país, pienso en la chiquilla que me dijo anoche caminando por Lavapiés a las 4.12 de la mañana con todas las cosas de la exposición, que el orgasmo era lo más cercano a la muerte, que la guerra y el sexo son casi lo mismo, que se dan golpes y que el sexo por muy suave que fuera siempre tenía el golpe físico del orgasmo, que la comida y el sexo eran el mismo placer (yo le añadiría hacer caca), que ella jugaba con su hermana a pegarse por puro placer sexual pero que paraban cuando una decía "stop" y pienso en los cabros del colectivo de mi amiga que me dijeron anoche en el suelo en frente del bar donde habíamos comido una cosa bien rica, que habían resuelto deconstruír la amistad e instaurar el compañerismo. Y de cómo les respondí yo que me gustaba su forma de ver la nueva concepción de amistad pero que no entendía por qué había que empezar con esa violencia de cambiar el lenguaje "amigo" por "compañero", como si una no pudiera deconstruír su concepto de amistad para construir uno más sano pero seguir llamándolo amistad
O como quisiera
Litrona
Pescado frito
Zapato nuevo
Pienso en la apropiación cultural, pienso en los espacios no mixtos y cómo es que no puedo evitar estas en contra de ellos, en lo políticamente correcto, en que ahora existan chorrocientosmil términos para denominar orientaciones sexuales porque los humanos no nos podemos quedar tranquilos si no le ponemos nombre a todo , y pienso en cuantos días duraré con mi acento dulce del Salvador Sobral, que me hace sentir hermosa y al mismo tiempo bastante débil
Qué se yo
Eso de la identidad también podría volverse bastante individualista, egocéntrico, simpatizante del genio artístico, poco comunista, todas esas cosas.
Puede ser, igual a mi me gusta pensar en mi misma y descubrirme
Y llegar a ser capaz de conversar con la gente en un evento artístico de estos sin tener que poner un papelito que pida que me conversen.

PD: Como igual soy buenaonda, les voy a dejar un link del Salvador, pa que lo observen.
En Eurovisión

En acústico

Carmencita

Carmencita

Carne de la fruta, exiliada política, 20 años