El apego al éxito.

memoriaNo ficción

El apego al éxito.

“I don’t know how not to give something my all. Even if I know that in the end, I’m the one who loses.”

No sé cómo no darle mi todo a las cosas, aunque al final sepa que soy yo quien pierde.

Me encontré con esta frase alrededor de hace unos tres o cuatro años. Desde ese momento algo en ese escrito hizo click.

No logro entender la manera en la que funciona esto. En el sentido de que estoy completamente consciente de lo que esta línea de pensamiento conlleva. Ser muy sacrificado no es bueno, entregar tu todo a las cosas tiende a recaer en lo obsesivo, pero tampoco está bien el no esforzarse porque si no uno es mediocre.

El ‘ser’, trae consigo muchas disonancias cognitivas, porque de una manera u otra acabamos enfrentándonos con cosas como estas:

Estás bien,

vete,

vuelve,

siéntete bien,

descansa,

trabaja,

lo siento,

adiós,

te amo,

te odio.

Enfrentando incongruencias de una manera tan constante, se vuelve evidentemente complicado el tomar decisiones y lograr determinar si hemos hecho lo correcto, lo cuál me lleva a la siguiente línea de pensamiento por un poema de Robert Frost.

La temática de este poema se centra en la toma de decisiones, el protagonista del mismo se ve obligado a escoger entre dos caminos. Uno de ellos es conocido ampliamente, mientras que el otro es el camino menos recorrido; el que nadie escoge, pero es éste por el cual se decide.

Al final no importa demasiado cuál es el camino que escojas, no hay uno correcto o equivocado, si no que en verdad, el peso de todo recae en que uno simplemente decida.

La vida es individual y la definición de éxito la das tú.

(Eso último suena totalmente como frase de libro de autoayuda, pero no hace mal pensarlo de vez en cuando.)

Diana Valero Parra

Diana Valero Parra

INTJ. Mexicana. Diana.