Cris de hace 6 años

permanenciaNo ficciónmemoria

Cris de hace 6 años

A veces me pongo a pensar en si la Cris del pasado le creería a la Cris del presente si le contase situaciones de la vida cotidiana que parecerían improbables.

Digamos, por ejemplo, el caso de hoy. Si le cuento a una Cris de hace 6 años lo que hice hoy, dicha Cris estaría muy sorprendida. Para comenzar, estoy en México y no en Venezuela. Voy a la universidad y estudio comunicación social, carrera en la que no mi vi sino hasta hace unos meses. Mis padres están de viaje y en mi casa se están quedando Sergio, quien hace 6 años fue mi profesor de inglés, y su esposa Daniela. Los considero amigos. Hoy comimos cachi-arepas (mezclas la harina para arepas con la de cachapas y te quedan estas arepas interesantes) hechas por Dani para la cena, con Rafa, que es una persona sumamente importante en mi vida y siento que lo he conocido desde hace mucho rato, pero hace 6 años no existía para mi. O tal vez sí existía y siempre lo hizo, pero yo no lo supe sino hasta cuando lo conocí. Rellené mis cachiarepas con tofu, porque desde hace unos meses empecé con una dieta vegana. La Cristi de hace 6 años no entendería por qué dejé cosas como el Toddy y el huevito de cohete. Y eso es sólo la tarde de hoy. Podría contarle a esa Cris acerca de otros aspectos de mi vida. ¿Cómo creería que tengo amigas? ¿Qué opinaría de que todo lo que cambié?

Seguramente hay aspectos que siguen iguales, pero a veces no puedo evitar ver al pasado y arrugar un poco la nariz. Hay cosas que me dan vergüenza, pero fueron parte de mi proceso y eso está bien. Hoy todavía me apeno de otras situaciones. Mis miedos son distintos, pero hay pedacitos de mi que parecen permanentes.

Me gusta pensar que voy cambiando constantemente, evolucionando. No soy algo concreto, soy una persona en un proceso de crecimiento. Estoy viva. Y eso está bien.

Pensar en esto hace que en mi mente se expandan las posibilidades. No sé dónde estaré en el 2023, ni qué cenaré en ese momento. Pero espero estar igual de feliz con mi proceso como lo estoy ahora. Espero seguir amando y compartiendo cenas ricas con gente chévere. A partir de acá no hay vuelta atrás. Y eso está bien.

i have
what i have
and i am happy

i've lost
what i've lost
and i am
still
happy

-outlook

rupi kaur