crear

Antes creaba sin tanto rollo. Se me ocurría una idea y la empezaba ahí mismo. Eso llevó a muchos proyectos. Algunos completos, varios incompletos. Pero al menos creaba.

Esto ha cambiado. Ahora invierto mucho rato en el plan, para rara vez cumplirlo. Tal vez el plan es parte de crear. Tal vez es fundamental, y mientras más grande y detallista mejor. Pero ¿se le puede llamar plan a un plan si es que no se tiene intención determinada de cumplirlo?

Me dan miedo los planes detallados y perfeccionistas. Creo firmemente que las cosas no van según lo planeado en la mayoría de los casos. Las expectativas pueden dañarlo todo. Esto me ha llevado a un lugar poco ideal. En vez de planear con más flexibilidad, simplemente no planeo. O planeo como si fuera una especie de chiste. Escribo con agua que se evapora, para que nadie (ni yo) me pueda reprochar. Si no me tomo en serio mis planes, las cosas no me van a afectar tanto cuando no resulten. Y es así como no creo casi nada, a no ser que se me atraviesen las ganas y choquen conmigo fuertemente. Pero de ahí a terminar mi creación hay un proceso que no siempre se cumple.

La necesidad de crear es como una picazón. Llama a ser rascada, satisfecha. Y la manera más satisfactoria de rascarla (crear) no es la más fácil. Es más simple aplazarla. Si se aplaza suficiente, se puede apagar. Lo que hacemos recae en la importancia que le damos a esas picazones. A menudo las picazones ajenas se ven más importantes. En la necesidad de las otras personas y en nuestra necesidad en cuanto a esas necesidades recae lo que hacemos. Pero no nos damos cuenta de que a veces es la simple ilusión de una necesidad que no está realmente ahí. Es cuestión de perspectiva.

Soy celosa con mis ideas, porque estoy clara de que en el momento en el que las comparto con alguien, se vuelven un plan. Vivo en un autoengaño impuesto para lograr hacer algunas cosas. Si no son planes, tal vez pueda cumplirlas.

Veo muchas cosas como obstáculos para hacer lo que quiero. Capaz y solo necesito una perspectiva distinta y asertividad.