Cosas que aprendí del regreso del exilio

permanenciaNo ficciónmemoria

Cosas que aprendí del regreso del exilio

  1. Pagar la micro en Chile no es lo mismo ni significa lo mismo que pagar la micro en España. Alzar la bandera Chilena no significa lo mismo que alzar la bandera Española.

  2. Por esto mismo, te puedes aprovechar de las situaciones: está permitido ir por la pirámide agarrada del palo de la micro con medio cuerpo colgando fuera es posible colarte en la fila es posible colarte en el bus o robar en el supermercado. Viniendo de un país tan cívico o al menos en comparación un día en estación central le pregunté a la Belén oye pero por qué no pagan el pasaje, me dijo que estábamos en guerra

  3. Hay magia en lugares recónditos de Santiago es tanta magia que encandila y no te lo podís creer ni después de dos meses recordándolo.

  4. Pueden decir lo que quieran pero nunca te vas a reír más que con un chileno son las personas más graciosas que vas a tener la oportunidad de conocer empezando por la vieja del no se llama.

  5. Las sopaipillas saben igual las empanadas de queso saben igual el acentito fresco suena igual volver a casa no sabe igual.

  6. Deseo con todo mi corazón no hacerlo pero no puedo evitar estar todo el tiempo pensando: cuico, no cuico, cuico, no cuico, no cuico (yo le digo clasismo a ambos pero mi papá dijo el otro día que clasismo solo puede ser del opresor al oprimido y pensando en que tiene razón me pareció una buena idea llamarlo discriminación algunas veces me sentía avergonzada de decir que salí de La Maisonnette que es un colegio privado a veces me sentía más cómoda diciendo que soy pobre una vez por estación central iba caminando a Maipú a ver al Tomás y me hice amiga de dos cabros que andaban mochileando me contaron toda su vida y me puse feliz hasta que me empezaron a hacer preguntas sobre mi ropa y el hecho de que viviera en España "mina por qué te vestís tan raro pero tenis un celular weno no te creo que te lo encontraras en el bus no te creo que no tengai plata yo creo que erís una cuica que se quiere hacer la pobre" yo no estaba acostumbrada y la miré confundida y me encogí de hombros le dije no se qué cosa soy) .

  7. Aunque haya dejado amor doblado en Santiago y desaparecido durante cuatro años ese amor no se había perdido en ninguna de las situaciones el nerviosismo se mantiene y aparece también la calma adquirida en el exilio que permite cerrar libros no sin antes entregarme a hacer todo lo que quise hacer y no me atreví.

  8. Veo mucha rabia por un lado y mucha soberbia por otro mucha alegría que no es real mucha gente peleada sin haber discutido jamás la pelea estaba sujeta a puras especulaciones.

  9. La micro de noche puede ser peligrosa pero yo la veo más como un viaje oscuro muy misterioso en donde todo puede ser más bandálico y lesbiano

  10. No todos mis amigos quieren escuchar los viajes de colón que he tenido, pero sí quieren escuchar mis situaciones amorosas. Hay algunos que ni siquiera, que más bien quieren demostrarme lo hermosa que es su vida ahora y cómo no tienen ni un solo problema hay algunos que solo desean hablar y hablar y hablar de ellos mismos y de cómo todas las personas a su alrededor los aman hay algunos a los que les parece terrible que se hable de ellos en Chile existe la palabra "desubicado".

  11. El colegio hizo muchísimo daño en nosotras y todas tenemos secuelas pero en diferentes zonas de nuestra mente para más información la hermosa de la Amanda T. se encarga de contarnos todo ese daño desde su punto de vista creo que tiene mucho dolor pero que echarlo para afuera de la forma en que ella sabe la ayuda a desprenderse de tanto.

  12. El viento sopla fuerte
    Y devora hombres como el aire

  13. Diego Lorenzini tiene tanta paz como mi amigo Benja tiene tanta más que poca gente que conociera Diego Lorenzini tiene tanta paz que podría escucharlo para siempre hasta dormir Diego Lorenzini da las gracias por todo.

  14. Quiero alejarme de mis amigas del pasado que hoy parecen señoras maduras no porque las rechace sino porque lo que he visto me aleja de mi sentimiento de niña me empequeñece siento que no puedo hablar con ellas conscientemente siento que quieren reafirmarse a sí mismas que son unas mujeres adultas tenedoras de hijos andadoras de auto siento que no consigo entenderlas aunque las quiera con todo mi corazón siento tanta lejanía que me dan ganas de llorar.

  15. Quiero acercarme a mis amigas del pasado que me miran a los ojos que me cuentan cosas que me preguntan por mí que les gusta comer que se sienten libres que pueden estar en silencio conmigo que les gusta escuchar música que pueden sentarse un largo momento que se sienten poderosas sin necesidad de reafirmárselo que pueden decirme cómo se sienten en realidad que se quieren reír que quieren bailar aunque se despeinen que no me preguntan por el apellido de mis amigos que son maternales y se cuidan entre ellas que se preocupan por sus amigas y las buscan que tienen paz que sonríen mucho que hacen bonitos colachs que canalizan su rabia que se escuchan entre ellas y a sí mismas que son críticas.

  16. Los amigos de verdad guardan tanto amor dentro de ellos que te lo dan aunque hayan pasado dosmil años.

  17. De repente me encuentro intentando explicar el feminismo y siendo completamente incapaz de argumentar. Me doy cuenta entonces de que es posible que tenga la personalidad tan pequeña que en situaciones conflictivas me dedique a escuchar un discurso amenazador y a pesar de no poder rebatirlo estar pensando en mi cabeza que tengo mucha pena mucho dolor de escuchar lo que estoy escuchando pero cabros no estoy hablando solo del feminismo.

  18. No hay programa de radio mejor que el del chacotero sentimental con el Rumpi.

  19. Renacer en mi mamá después de haberla matado es una sensación mucho más bonita que respirar Chile por primera vez renacer a mi mamá después de haberla matado es ver cómo le llega la luz roja en la cara cuando va manejando renacer a mi mamá después de haberla matado es dormir con ella en la noche es llegar a la casa de un Uber hermoso es sentir que si estoy triste ella me va a escuchar y me va a abrazar es sentir sus olores ricos y ponérmelos yo también es hablar de secso y de dolor en el alma es compartir la comida es ver cómo se transforma en serpiente es abrazarla cuando llora es aguantarle tres horas de coaching y comer pizza juntas es reírme y preferir estar con ella que con un amigo lejano mi mamá es hermosa hermosa de verdad y verla me hace sentir que soy una persona feliz.

  20. Caminar en Santiago es hermoso cuando estás sola y te ponís alguna canción chilena para hacerte la nostálgica también es pulento caminar con compañías que te permitan meterte en un teatro a oscuras que parezca un laberinto.

  21. Santiago es tan bonito como lo pintan en qué pena tu vida la gente es tan hermosa como la quiera ver yo.

  22. Zuccero de noche puede llegar a hacer llorar.

  23. Amaya tengo pena Amaya tengo mucha tristeza porque empiezo a entender por qué me dolió tanto mi regreso Amaya yo te escucho yo escucho lo que decis escucho escucho escucho pensando que en algún momento tú vas a querer escucharme a mí porque yo estuve exiliada cuatro años y tengo tanto que decirte pienso tantas cosas ahora he sacado muchas teorías y me he inventado muchos cuentos ví muchas cosas que te quiero decir pero aún así te escucho porque yo se que a la gente le gusta sentirse escuchada y me encargo de construir un espacio seguro en el que ponga toda mi atención en lo que me estás contando porque de verdad me parece importante yo no soy una persona callada hablo muy bonito y doy buenos consejos me intereso de verdad por lo que me estás contando y hasta le doy vueltas para sacar algo nuevo pero de pronto me siento mal Amaya siento que yo quiero hacerte sentir bien hacerte sentir escuchado/a y tu no tienes ese interés por mí tú Chile, tú pasado, por eso me da pena me da pena Amaya me da tristeza no poder permitir que me conozcas porque no te interesa porque da lo mismo que sea yo u otra persona tus oídos porque solo necesitas oídos ni opiniones puedo darte y como no quiero ser una egocéntrica ni alzar mi voz por encima de la tuya termino diciendo palabras tontas palabras absurdas de oídos solamente me dejas ser oídos Chile quiero contarte cosas Amaya quiero contarte cosas y no me preguntas me interrumpes me interrumpes para hablarme de tí yo no quiero ser una ególatra pero cuando estoy con los pulentos recibo tanto recibo oídos palabras sensatas generosidad recibo interés los pulentos me preguntan me miran a los ojos me miran a los ojos y cuando los hacen yo siento tantas ganas de devolvérselos que le pregunto yo también y escuchan mis preguntas les gusta que les pregunte y a mí también me gusta preguntar Amaya soy una persona muy curiosa quiero saber todo de tí pero no me permites hurgar porque te abalanzas sobre mí con tu tornillo de hablar de ti mismo sin dejarme ni siquiera preguntar que me apena me apena Amaya tengo muchs ganas de llorar porque yo deseaba comunicación contigo Amaya deseaba que fueramos las dos y no solo fueras tú

  24. Amaya no sientas pena esto es hermoso lo que viste es hermoso volver como dice Estrella Morente con la frente marchita las nieves del tiempo platearon mi sien. Amaya viste luces hermosas en muchos humanos que viste viste en ellos y ellas tanto amor tanto amor que te agarraron el corazón las últimas semanas.

  25. Amaya es bueno hacerle un funeral a algunas personas decir ya no quiero tener más relación contigo por muy hermosa que haya sido Amaya no estoy obligada a ver a los demás Amaya no seas tan prejuiciosa tenís que ser un poquito más valiente Amaya cuando sientes amor tienes que decirlo Amaya cuando quieras hacer una cosa no tenís na que asustarte tenís que hacerla nomás porque tenís poco tiempo y arrepentirte es lo peor que podis hacer Amaya no llores porque no veas lo que querías ver Amaya tienes que hacer sentir bien a los demás aunque no recibas lo mismo de esa forma te desprendís de tu ego Amaya desprendes hermosa luz aunque pienses que no eres suficiente al cambiar de entorno Amaya lo siento tanto tanto Amaya lo siento tanto

Lo siento
Tanto

Estrella Morente-Volver

Carmencita

Carmencita

Carne de la fruta, exiliada política, 20 años